Artículos

Hábitos de estudio y estrategias de aprendizaje para cursos online

Una de las herramientas más enriquecedoras para el desarrollo profesional es tomar cursos online. Programas con los que se pueden adquirir nuevos conocimientos y aprendizajes que saquen a relucir las capacidades cognitivas de los profesionales que buscan una formación continua. 

Para conseguir estos propósitos, atendiendo a la contingencia que obliga al aislamiento, es importante conocer qué son los hábitos de estudio, y adquirir estrategias de aprendizaje que contribuyan al plan de desarrollo profesional, además de descubrir los beneficios que pueden otorgar en la vida cotidiana. 

¿Qué son los hábitos de estudio? 

Son prácticas que se hacen con cierta frecuencia para incorporar y consolidar conocimientos de todo ámbito. Para lograrlo, se requerirá de repetición y menor resistencia a enfrentar un nuevo cambio para alcanzar con mayor éxito la obtención de ese hábito. 

Desde las neurociencias, se suele analizar el procedimiento cerebral a partir del modelo LEGS, que en español se traduce a “aprender, comprometerse, generalizar y cambiar el sistema”, dando cuenta de qué manera se integran los hábitos para no ser desaprendidos.

¿Para qué sirven los hábitos de estudio?  

Los hábitos de estudio sirven para lograr los propósitos, desafíos, metas y sueños que en el ámbito profesional se desean alcanzar y que muchas veces están relacionados con aspiraciones personales y/o grupales. 

Pueden contribuir a impulsar la pyme en la que se trabaja, optar a una mejor renta y calidad de vida, o simplemente satisfacer una necesidad personal por goce o gusto. 

¿Cuáles son los mejores hábitos de estudio y estrategias de aprendizaje online?

Diversos estudios psicológicos en educación proponen maneras concretas para identificar y aplicar hábitos y estrategias de estudio que favorezcan el aprendizaje y el rendimiento, aplicado a las tareas laborales. Para aquello, se plantean algunas estrategias efectivas:

1. Resumir y alternar

Recomiendan tomar buenos apuntes a mano, con técnicas que permitan poner la atención en lo que se dicta en el curso online. Cuando se deba estudiar por cuenta propia, alternar materias favorecerá la memoria a largo plazo, activando el cerebro.

2. Descansar y tomar pausas

Tanto dormir como realizar pausas durante el estudio -sobre todo si se está en frente de la pantalla del computador- son claves a la hora de generar un hábito. Según la Organización Mundial de la Salud se recomienda dormir al menos 6 horas al día y, en el caso de las pausas, se debe realizar algo distinto que no se relacione con el estudio y que permita desconectarse del espacio digital por algunos minutos.

3. Leer comprensivamente

Se debe leer una sola vez de manera consciente y concentrada, escribiendo preguntas para poder profundizar en la materia. Algunas plataformas online permiten la interacción del estudiante con el docente, por lo que se deben despejar todas las dudas posibles que aparezcan en el transcurso de la clase.

 

Aparte de estos consejos, la modalidad online requiere de algunos esfuerzos extras para potenciar la concentración, ya que al estudiar desde casa se aumenta la presencia de distractores que pueden provocar que se pierda el foco de las clases. Por ello, es importante:

  • Disponer de una habitación o espacio diferenciado del resto del hogar, destinado únicamente al estudio.
  • Contar con elementos que potencien el orden dentro del lugar de estudio, como archivadores, por ejemplo.
  • Poseer una buena iluminación, priorizando la luz natural o luces LED para incrementar la energía.
  • Evitar las distracciones mientras se estudia, como el uso de smartphone, televisión, etc.

Considerar para qué sirven los hábitos de estudio y estrategias de aprendizaje ayudarán a la elección de los cursos online, certificados que se deseen tomar y la selección del plan de desarrollo profesional de cada persona.