¿Qué es la programación neurolingüística (PNL)?


Más allá del esfuerzo que se destine a alcanzar determinados objetivos, en ocasiones es necesario recurrir a alternativas que apunten a derribar obstáculos internos y potenciar determinadas habilidades. Para eso está la programación neurolingüística (PNL). 

Pero, ¿qué es la programación neurolingüística? Se podría definir como una suma de modelos, recursos y técnicas orientadas a influir sobre el comportamiento de un individuo con el fin de mejorar determinados aspectos de su vida o alcanzar metas específicas.

Dicho de otra forma, al definir qué es la programación neurolingüística, se puede decir que estudia la conducta de los seres humanos, sus habilidades cognitivas y su forma de pensar y sentir, para crear técnicas más efectivas que ayuden a las personas a desenvolverse mejor en los diferentes ámbitos de sus vidas. 

¿Cómo se puede aplicar la programación neurolingüística?

La PNL es muy útil para desarrollarse mejor en sociedad, y para conseguir determinados objetivos y expectativas laborales. Permite mejorar la comunicación con otras personas, ya sean clientes, compañeros de trabajo, amigos, etc. 

Esta técnica es especialmente importante en el ámbito laboral, ya que al aplicarla es posible desarrollar una comunicación más asertiva, incentivando una mayor cohesión entre compañeros de trabajo en pos de lograr objetivos y expectativas laborales comunes. 

Además, a través de la PNL es posible mejorar el manejo de conflictos, dotando a las personas de las herramientas necesarias para enfrentar correctamente este tipo de situaciones. Esto es solo parte de lo que pueden ofrecer las técnicas de programación neurolingüística

Enfoque de la PNL

Se basa en cuatro aspectos esenciales, conocidos como los “cuatro pilares”:

1. Resultados. A fin de conseguir algo, se habla de objetivos, que en PNL se denominan resultados.

2. Agudeza sensorial. Es la capacidad de detectar en los pequeños detalles lo que sucede alrededor, a través de los diferentes sentidos, en especial el de la observación. 

3. Flexibilidad de comportamiento. Al definir los resultados, y aplicar la agudeza sensorial en cada situación particular, esa información obtenida se procesa para modificar, de ser necesario, algunos aspectos del comportamiento. Si una acción realizada no funciona, se debe probar con otra distinta. 

4. Compenetración. Es lo que une a las personas, y que en ocasiones ocurre de manera natural e incluso instintiva, en otras, simplemente no parece darse. El objetivo entonces es trabajar en esto cuando no ocurre de manera espontánea. 

 

En el centro de Capacitación y Desarrollo UC existen diversos cursos destinados a mejorar estas y otras habilidades del ámbito laboral. 

Entre ellos, el curso de Técnicas de programación neurolingüística para el logro de objetivos es una gran herramienta para mejorar la comunicación, tener un mejor manejo de los conflictos y potenciar las habilidades necesarias para alcanzar determinados objetivos.

El programa se imparte en modalidad online -con clases en vivo-, tiene una duración de 30 horas cronológicas y las clases se imparten los días lunes, miércoles y viernes, de 19:00 a 22:00 horas.