Artículos

¿Qué es inbound marketing y para qué sirve?

En un mercado cada vez más competitivo, el Inbound Marketing se posiciona como una forma más humana -y efectiva- de hacer negocios. Se trata de crear experiencias valiosas en los clientes a través de contenido relevante, lo que permite atraer, interactuar y deleitar a los prospectos para producir un impacto positivo en tu empresa. Si te preguntas qué es inbound marketing, aquí te contamos los detalles. 

Los principios del inbound

Una de las principales características del proceso de inbound marketing es que establece un viaje del comprador, permitiendo a las empresas entregar el mensaje correcto para cada fase del llamado Buyer’s Journey, personalizando al máximo tanto la experiencia como el contenido.

Las etapas de este viaje son tres:

  • Descubrimiento: el usuario detecta un problema.

  • Consideración: el prospecto define su problema e investiga opciones para resolverlo.

  • Decisión: el potencial cliente está listo para elegir una solución.

Una vez identificada la etapa, puedes llevar a cabo una metodología que consta de tres pasos o tipos de inbound marketing: atraer, interactuar y deleitar. ¿Qué ocurre en cada una de éstas?

1. Atraer en lugar de forzar

De acuerdo con Hubspot, uno de los principales desafíos de los expertos de marketing es generar tráfico y oportunidades de venta suficientes (66%).

Antaño, las compañías se valían de anuncios intrusivos y para nada personalizados, emitidos a través de canales como vía pública, radio o TV, los cuales -además de requerir una gran inversión- no ofrecían estadísticas de desempeño (una de las grandes ventajas del entorno digital).

Por eso es clave la segmentación: puedes enfocarte solo en quienes realmente necesitan de tu producto/servicio, optimizando al máximo tus recursos. En esta etapa -de atracción- el proceso de inbound marketing apela a que el potencial comprador sea quien se acerque a tu marca.

En este sentido, es clave ofrecer contenido relevante en el momento justo. ¿Cómo lograrlo?

  • Potencia tu autoridad Web en las búsquedas.

  • Publica artículos en tu blog.

  • Comparte contenido en redes sociales.

  • Crea anuncios para tu público objetivo con el fin de aumentar el reconocimiento de marca.

2. La interacción con tus clientes

Después de la atracción, el paso siguiente es convertir a los usuarios en clientes potenciales calificados. Esta es una de las etapas o tipos de inbound marketing más desafiantes, pues implica mostrar tu autoridad en el rubro.

Considera que un 47% de los compradores ve al menos 3 a 5 piezas de contenido antes de ponerse en contacto con un representante de ventas. Allí empieza el trabajo de interacción a gran escala que incluye:

  • Flujo y gestión de oportunidades de venta.

  • Email marketing.

  • Bots conversacionales.

  • Automatización del marketing.

3. Deleitar para fidelizar

¿Qué es inbound marketing sino deleitar y encantar a tus clientes? A través de herramientas como email marketing puedes mantenerlos en permanente atención con tu negocio, siempre considerando información como sus intereses o el historial de interacciones o de compras. De esta manera es posible fidelizar, haciéndote de los siempre necesarios embajadores de marca. 

 

Para que una estrategia inbound sea efectiva, es necesario contar con expertos en marketing digital, por lo que es de suma importancia que los profesionales afines mantengan sus conocimientos actualizados mediante cursos impartidos por instituciones de gran reputación.